Reparar cafetera Nespresso

En los últimos tiempos con lo ajetreado que es el día a día la mejor solución es tener a la mano una buena cafetera que nos provea el mejor café y que nos permita iniciar nuestro día a día. Sin embargo, cuando éstas se averían suele ser una pesadilla, pero el día de hoy te daremos los mejores tips para que puedas reparar en casa tu cafetera Nespresso.

Los motivos de averío que puede presentar una cafetera suelen ser diversos, sin embargo el día de hoy te vamos a enseñar a identificar los más comunes y sencillos de resolver, para evitar que tengas que llevar al técnico tu cafetera por una pequeñez que puedes solucionar en casa.

Identifica la avería de tu Cafetera de Nespresso

Entre los problemas más comunes tenemos: calcificación, no funcionan los pulsadores y que la máquina no encienda. En esta ocasión vamos a concentrarnos primero en los más sencillos hasta los más dificultosos y te enseñaremos a solucionarlo.

Los botones de la cafetera Nespresso no funcionan o hay que presionar fuerte. El hecho de que ocurra esto, suele indicar que hay una falla mecánica y al tener que presionar fuerte solemos forzar y dañar la goma. Lo ideal es solucionar el problema para que funcione correctamente y evitarnos otras fallas futuras.

El primer paso es identificar qué tipo de tornillos utiliza tu máquina de Nespresso, porque suele variar de acuerdo a cada modelo, por ello debes identificar los tornillos y utilizar el destornillador correcto para no dañarlos, una vez identificados remueve los correspondientes a la tapa del pulsador.

Una vez que ha removido la tapa del pulsador, debes sacarlo y realizar un sencillo mantenimiento que consiste en retirar la goma del pulsador y limpiarla con alcohol e hisopos, lo mismo hacer con la base del pulsador, esperar que se seque bien antes de armar nuevamente, si es posible usar un secador de cabello con aire frio. La suciedad suele ser en estos casos la causa de las fallas.

Mi máquina de Nespresso no enciende o no realiza café

Para este tipo de fallas es necesario revisar la placa electrónica de nuestras cafetera, para hacerlo debemos desarmarla completa, en este caso es importante hacer énfasis nuevamente en los tornillos, que suelen ser muy sensibles así que lo ideal es desarmar con el destornillador adecuado.

En caso de que tu máquina no prepare café y sólo parpadee la luz verde suelen ser muchos posibles problemas, sin embargo te enseñaremos el más sencillo de solucionar, en caso de que no sea eso, lo mejor es que vayas a un especialista.

Reemplazar el condensador de 470 nano faradios puede ser una posible solución y es que estas máquinas suelen traer dos, uno grande y este pequeño que es el que suele dar problemas, una vez destapada la máquina debes esperar que se descargue el condensador (hasta 3 horas) luego reemplazarlo por otro. Para soldarlo debes tener un cautín y estaño.

Mi cafetera Nespresso se calcificó

Este suele ser un problema muy común en estas máquinas, de hecho Nestlé lo sabe, es por esto que ha creado un kit de descalcificación que te permite durante todo un año, realizarle el mantenimiento (cada 6 meses) a tu cafetera y mantener la garantía. Sin embargo no es obligatorio que utilices solamente el kit. Te daremos las instrucciones para hacerlo de ambas formas.

En caso de que tengas el kit, es mucho más sencillo; asegúrate de que la cafetera no tenga pastillas dentro, luego debes colocar medio litro de agua en el depósito y verter el líquido limpiador en el envase, encender la cafetera y dejar que caliente en modo limpieza, presionando al mismo tiempo los 2 botones, luego debes colocar un envase de un litro y esperar.

Posteriormente con ese líquido debes hacer un nuevo ciclo y una vez finalizado desecha el líquido, añade un nuevo litro de agua limpia y haz la limpieza nuevamente para asegurar que no queden residuos, ya que el limpiador es tóxico.

El otro método mucho más económico es hacerlo con vinagre y bicarbonato, es básicamente las mismas instrucciones, solamente que en lugar de colocar el líquido químico, colocarás medio litro de vinagre y ½ cucharada de bicarbonato.