¿Qué es un café americano?

Siempre han existido debates acerca del origen del café americano y la manera correcta de prepararlo, inclusive la forma en que los americanos lo consumían, es la razón por la cual se le otorga cuyo nombre.

El café americano es un tipo de café muy consumido y no sólo por los americanos, sino por el resto de los países, sobre todo en países de Asia y del norte de Europa.

Este café americano es una reducción de intensidad y aumento de volumen del café espresso tradicional. Se le agrega sólo una cuarta parte de café espresso y se completa la taza con agua caliente, lo cual lo hace un café muy suave y ligero, de poca intensidad pero igualmente delicioso.

¿A qué se debe su nombre el café americano?

El café americano tiene origen en la época de la Segunda Guerra Mundial, en donde los soldados americanos se establecieron en Italia. Los soldados, por ser americanos, preferían el café de filtro elaborado por ellos, ya que era mucho más suave, como se recalcó anteriormente y en Italia se consume un café muy intenso en sabor, cargado y fuerte, como el espresso italiano o el famoso ristretto.

Entonces, para aligerar la intensidad del café italiano se le agregaba más agua para que los americanos pudieran consumirlo. Los italianos lo nombraron “café americano” relacionándolo con los soldados de EEUU.

Este no es el verdadero modo de hacer el café que se acostumbra consumir en EEUU, ya que allí se realiza un café muy suave desde el inicio, sin necesidad de hacer un café intenso para luego agregarle agua, sólo que este es el origen del nombre, de hecho sólo sería un espresso adaptado a los gustos de cada quien, al agregarle la cantidad de agua deseada.

Muchas personas creen que el hecho de que la infusión esté más delgada, se estará consumiendo menos cafeína, pero puede que no sea así. Mientras más suave esté el café, las personas se acostumbrarán a beber más cantidad y el consumo puede ser aún mayor, pero mientras que el café se encuentre como el espresso, se consumirá sólo un en pocas cantidades.

¿Cómo llegar a un perfecto café americano?

Para preparar un perfecto café americano es importante utilizar la cantidad de café ideal. Se recomienda unos 7 gramos aproximadamente de café para cada 100 ml de agua, aunque esto no basta para conseguir un café americano autentico, sin embargo se debe tomar en cuenta la molienda del grano de café, ya que no puede ser ni tan delgada ni tan gruesa.

Si se utiliza una molienda muy gruesa, al momento de infusionarla obtendremos un café demasiado aguado y se perderá parte de aroma del café, debido a que el agua no tendrá mucho contacto con el producto. Al contrario, si la molienda está muy fina, se obtendrá una infusión demasiado cargada y muy amarga, ya que el polvo se cuela y pasa hacia la infusión final que será consumida.

Así que es bueno verificar las cantidades de producto para siempre, disfrutar de un buen café y por supuesto, que cubra nuestros gustos y necesidades.